Tips para aumentar la velocidad de lectura

La velocidad de lectura es una habilidad útil y valiosa. Sin embargo, puede haber momentos en los que el uso de esta técnica no es adecuado. Por ejemplo, a menudo es mejor para leer documentos importantes o difíciles lentamente, de manera que pueda comprender plenamente cada detalle.

velocidad de lectura

Aquí hay diferentes maneras probadas para ayudar a aumentar la velocidad de lectura.

Sub-vocalización

La sub-vocalización es el hábito de pronunciar cada palabra en la cabeza mientras se lee, es un rasgo muy común entre los lectores.

Cuando se sub-vocaliza, se “escucha” la palabra que se dice en la mente. Esto provoca requerir mucho más tiempo de lo necesario, porque se puede entender una palabra más rápidamente de lo que puede decir.

La lectura de bloques de palabras ayuda a eliminar está práctica que retrasa la velocidad de lectura, ya que es más difícil de vocalizar un bloque de palabras.

Cuando se enseñó a leer inicialmente, se enseñó a sondear a todo y leer en voz alta. Así es como se originó la costumbre, y es el motivo por el cual mucha gente sigue leyendo esta manera.

No afecta negativamente leer de esta forma, hasta que se quiere leer a un ritmo más rápido. Si se está tratando de aumentar la velocidad de lectura, la sub-vocalización es lo primero que hay que eliminar.

aumentar la velocidad de lectura: tips

  • ¿Por qué la sub-vocalización ralentiza la lectura?

La velocidad media de lectura es más o menos la misma que la velocidad media de conversación.

Según Forbes, la velocidad media de lectura para adultos es de 300 palabras por minuto. La velocidad media de conversación es la misma.

Como la mayoría de las personas tienen la costumbre de decir las palabras en voz alta en su cabeza a medida que leen, tienden a leer en torno al mismo ritmo que hablan.

Esto significa, la velocidad de lectura sólo aumentará si se elimina este “vicio” o práctica.

Para ello, es necesario entender una cosa: No es necesario decir cada palabra en la cabeza con el fin de entender el material que está leyendo. El cerebro sigue procesando la información. Por ejemplo, cuando se ve una señal de STOP, no se pronuncia y luego se para, si no que se para automáticamente sin necesidad de repetir la palabra en la cabeza para realizar la acción.

Se suelen aplicar algunos trucos para evitar la sub-vocalización como leer con música instrumental o masticar un chicle. Esta distracción mantendrá el cerebro menos centrado en la sub-vocalización.

Palabra-Fragmentación

Este es el acto de la lectura de varias palabras a la vez, y es la clave para aumentar la velocidad de lectura.

leer-mejor

Todos estos consejos de lectura, conocido como técnica del Chunking,  son probablemente las mejores herramientas más activas cuando se trabaja para aumentar la velocidad de lectura.

Esta técnica funciona bien para memorizar cosas que se componen de partes más pequeñas en un orden identificable. Por ejemplo, números de teléfono en bloques 600-000-000

Se centra en tratar de leer tres palabras con una sola mirada. Continuando por abajo de la página así. Es normal, que, al principio de utilizar esta técnica, todavía no se sea capaces de procesar y comprender lo que se lee, pero con el tiempo y la práctica, aumentara la velocidad de lectura y comprensión.

No se debe releer

Se debe romper el hábito de volver a leer las palabras que se acaban de leer. Si se mira los ojos de una persona que relee, se puede ver que saltan y revolotean. Esto se debe a que estas personas tienden a dar marcha atrás sobre las palabras que ya han leído. Esto impide ser capaz de aumentar su velocidad de lectura.

libros-1

Lo más probable es hacer esto sin siquiera darse cuenta de que se está haciendo, lo que hace que sea un hábito difícil de romper.

La forma más fácil, a pesar de que pueda parecer un poco infantil, es utilizar el dedo o un marcador a modo guía, sin que esto se convierta en un hábito puesto que tampoco seria correcto.

Usar temporizador

Establecer un temporizador durante un minuto beneficia la velocidad de la lectura que normalmente disminuye hacia abajo.

Cuando suene la alarma, se debe apuntar la cantidad de páginas leídas. La página web, WordstoPages, puede ayudar a calcular la cantidad de palabras que se ha leído.

Continuar con este pequeño juego y establecer una meta diaria o semanal con un temporizador ayudara a ser capaz de aumentar la velocidad de lectura en poco tiempo.

Leer más

El viejo dicho, “La práctica hace al maestro”, es en realidad bastante preciso. Cualquier profesional, artista, músico, etc. practica su trabajo con regularidad.

Un lector debería hacer lo mismo. Cuanto más se lee, más se va a ser mejorar el proceso de lectura.

leer_o_releer_

Siempre puedes buscar recursos para inspirar la pasión por la lectura como: Theodore Roosevelt que lee un libro antes del desayuno, y tres o cuatro más por la noche. Aunque no sabemos de cuánto tiempo eran estos libros, pero suponiendo que eran de longitud media, puede utilizarse como motivación para conseguir esta meta.

  1. Mejora de vocabulario

Adquirir un mayor vocabulario (esto se puede hacer leyendo más y más), y favorecerá la práctica de una lectura rápida, puesto que no se tendrá que estar parando cada vez que se encuentre con palabras desconocidas y se tenga que ir a buscar el significado para poder comprender la frase o lo que se esta leyendo.

  1. Mejora la concentración

La lectura tiene que ser hecho en un ambiente donde las distracciones externas se mantienen al mínimo.

Para mejorar la concentración a medida que lee, es necesario dejar de realizar múltiples tareas y eliminar cualquier distracción.

Prestar atención a “distracciones internas” también limitará la capacidad para procesar la información.

VGHWEKIEVNCLVBEWQ6XF42B5VA

Claves para el Éxito Velocidad de lectura

Algunos consejos que le ayudan a romper los malos hábitos de lectura y dominar las habilidades de lectura rápida:

  • Práctica, práctica, práctica – Aprender a leer costó años, se necesitará tiempo para mejorar las habilidades de lectura.
  • Material fácil para empezar – No es recomendable empezar con libros de lectura densa, empezar con novelas sencillas ayudara a fomentar una lectura rápida.
  • Velocidad de lectura apropiada – No todo lo que lee se presta a una lectura rápida, existen documentos legales, estadísticas y otros tipo de lectura que requieren leer con más detalle y atención.
  • Puntero u otro dispositivo para ayudar a la velocidad de lectura – Cuando se dibuja rápidamente o se recorre con el dedo hacia atrás y adelante, se fuerza a los ojos y al cerebro a mantener el ritmo.
  • Al iniciar la lectura de velocidad, es aconsejable comparar la velocidad de lectura actual. De esta manera se puede saber si la práctica está dando sus frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *